• junio 22, 2021 8:30 am

Mata a un intruso y guarda su momia rodeada de ambientadores en un dormitorio de su casa durante casi 15 años

May 20, 2021

El autor del crimen mantuvo el hecho en secreto hasta que falleció por causas naturales.

Las autoridades de Sídney encontraron más de 70 ambientadores junto al cadáver momificado de un presunto ladrón casi 15 años después de que muriera de un balazo cuando asaltó una vivienda ubicada en los suburbios de esa ciudad de Australia.

Shane Snellman, un hombre con antecedentes penales, habría perdido la vida en octubre de 2002 a manos del dueño de ese inmueble, Bruce Roberts, pero el hecho no se conoció hasta varios meses después de que falleció el autor del disparo letal.

Los vecinos de Roberts manifestaron que casi nunca abandonaba su hogar, donde almacenaba objetos de manera compulsiva, y solo contemplaron que le habría sucedido algo porque no recogía el correo que recibía, en julio de 2017.

Finalmente, los servicios de emergencia accedieron a la vivienda y encontraron el cadáver de su propietario sobre una caldera, un deceso que se produjo por causas naturales entre el 26 de mayo y el 21 de julio de ese año, informa el canal local ABC News. 

A finales de mayo de 2018, unos empleados que limpiaban la gran cantidad de basura acumulada en la vivienda encontraron en un dormitorio el cadáver de Snellman rodeado de ambientadores que Roberts habría colocado en “un esfuerzo consciente para enmascarar el olor”, manifestó una letrada ante un tribunal.

Ese inmueble también albergaba al menos 19 armas de fuego, pero los investigadores australianos no pudieron concretar cuál habría empleado Bruce Roberts para matar a Shane Snellman entre el 18 y el 24 de octubre de 2002.

Uno de los agentes que penetró en la casa cuando avisaron los vecinos aseguro que la Policía de Sídney no contempla otra alternativa que no sea que Roberts acabara con la vida de Snellman, pero la investigación judicial continúa.